Recuerde el alma dormida,
avive el seso y despierte
contemplando
cómo se pasa la vida,
cómo se viene la muerte
tan callando…

Hoy deleitamos a nuestras mentes con 3 maravillosos tsumegos. No son complicados, son de mi nivel todavía. Que este es un blog que va a ir evolucionando conmigo. Uno de ellos me costó un rato sacarlo, y lo saqué al final cuando me desperté, me paré a pensarlo, me levanté y lo hice en el tablero para cerciorarme.

Eso de estudiar y hacer un par tsumegos antes de acostarte no debe ser buena idea. =D

Negras mueven y viven

Negras mueven y viven

Negras mueven y viven

Negras mueven y viven

Negras mueven

Negras mueven