«Una piedra blanca

blanca,

Una piedra negra

negra,

Suyo era el silencio

tiemblo,

dulce era la espera,

dialogo profano

en una tarde eterea,

negra,

soporte de madera,

en la lucha exasperado,

busco una salida,

que no sea de cera,

blanca,

como en un suspiro

cierro la madeja,

espero tu respuesta,

maestro de la espera,

negra,

estrecha la cerca

que guarda tu hoguera,

sal de tu esquina,

espérame en la alameda

blanca,

negra… »