Los tsumegos, así como los problemas de ajedrez, pueden ser exquisitas obras de arte. Observando algunas colecciones de problemas como la igo hatsuyoron, el gokyo shumyo, el gengen gokyo, o el kanzufu, es aparente que algunos problemas hayan tomado un largo tiempo para ser creados. Mientras que la mayoría de los profesionales son adeptos de resolver problemas de vida y muerte solo unos pocos han desarrollado una gran reputación como expertos en la materia.

En el último siglo tres profesionales japoneses se han ganado un reconocimiento como compositores de tsumego, Kada Katsuji, también conocido como el dios del tsumego ( Tsumego no Kamisama ), Maeda Nobuaki y Hashimoto Utaro. Además el genial Go Seigen es también conocido por ser un gran creador de tsumegos.

Cho U 9p y Cho Chikun 9p

Entre los jugadores actuales de Japón Cho U ha sido reconocido como un gran creador de problemas de vida y muerte. Su último libro, Cho U’s Tsumego, es una exhibición de su habilidad. Sus autógrafos suelen ir acompañados de un pequeño tsumego. Está especializado en los tsumegos pequeños que requieren pocas piedras, pero difíciles de resolver. Se rumorea que está tan obsesionado que tiene que componer un tsumego a diario.

Hay unas pocas de anécdotas divertidas alrededor de Cho U y sus tsumegos. La leyenda cuenta que Zhou Junxun 9p era incapaz de resolver un problema especialmente complicado sin importar el esfuerzo que pusiera en ello, así que no gastó mucho tiempo en ir a buscar a un experto como Cho U. Cho lo resolvió al instante, tan rápido que a Zhou le dio un telele. Lo que no se esperaba para nada Zhou cuando volvió en sí que el problema en particular era una de las creaciones de las que Cho U se sentía orgulloso.

Cho Chikun 9p es otro gran aficionado a los tsumegos, es el escritor de una increíble enciclopedia de vida y muerte. Es conocido por sus habilidades en hacer amashishinogi. Al igual que Cho U, él es capaz de conseguir vivir en las más adversas condiciones. Cho Chikun encontró en Cho U el pero de los adversarios. En una ceremonia durante la 5º copa Chunlan Cho Chikun expuso a los presentes su última creación para probarla antes los presentes. Cuando Cho U fijó la mirada en el problema le dijo a un profesional a su lado “Ese problema no parece demasiado difícil” a lo que su amigo, Hane Naoki, contestó “Sabía que ibas a decir eso”.

El guante retador había sido lanzado. En el vuelo de vuelta a Japón, Cho Chikun desafió a Cho U a ver quien era el primero en crear un tsumego. En ná y menos Cho Chikun le presentó un nuevo y original tsumego a Cho U, que lo resolvió en un momento y luego le hizo algunas mejoras. El sabio y anciano Cho Chikun recogió el kifu y se puso en un momento a realizarle algunas mejoras más. Cho U no se esperaba que Cho Chikun se lo fuese a tomar tan en serio y se comenzó a asustar. Fue incapaz de conseguir ningún tipo de inspiración. Afortunadamente gracias a su gran experiencia compuso un tsumego antes de que el avión tomase tierra. Cho Chikun miró el problema y concluyó, “Desde el punto de vista de contenido eres claramente el ganador. Sin embargo, yo compuse el problema antes así que eso me da puntos extra. Dejémoslo en un empate.”

También es conocida la anécdota de que tirándole los tejos a su actual esposa, Kobayashi Izumi, Cho U se presentó con un par de tsumegos en su cumpleaños. Los dos tsumegos representaban inteligentemente los dos kanjis que componen el nombre de su mujer. El maestro de Chou y su gran maestro, Rin KaihoGo Seigen respectivamente, se quedaron impresionados con esta manera única de ligar.

Su maestría en la vida y muerte se refleja en su juego y muchos dicen que sus grupos están encantados y son imposibles de matar. Pronto colgaré algunas partidas en la que esto se refleja.

Continuará dentro de poco…