Me siento cerquita del 6 kyu. Después del mal día ese de las partidas perdidas por la escalera fallida vuelvo a jugar normal. Me gusta la influencia, y muchos jugadores de KGS me la regalan, así que no tengo ni que pelear por ella, ¿para que luchar por algo si parece que tu enemigo quiere lo mismo que tú? Luego, parece que se sienten ganadores al ver que tienen 4 grupos, uno de ellos solo con dos ojos y uno medianamente grande y dos bastante reducidos. Normalmente uno colgando por el centro, y yo tengo algo pero no mucho territorio.

Me parece que sobrevaloran el territorio y no ven que la influencia suele valer más, sobre todo cuando la entregas toda, luego toca pelear, pero bueno, es mi terreno, no lo digo porque sea bueno peleando, sino porque ellos son los que entran en mi esfera de influencia, ellos se cortan y ellos mueren. Así de sencillo.

Así que me ha dado por mirar mi gráfica del KGS y ponerme a pensar. Llevo jugando desde noviembre y ya soy 7k del kgs, camino de 6k ( espero que pronto🙂 ). Cuando empecé a jugar pensaba que ser 7k era la leche, a día de hoy quiero más. Una piedra más, dos más, tres más. Tengo enfilado a JJ de momento, espero que antes del año que viene podamos jugar partidas igualadas de verdad.

Así subía así, así...

Así subía así, así...