Continuaré hablando de esta partida que parece que está próxima a acabar. Blu salvó un grupo en el centro, dejó una piedras cortadas y no las reforzó, yo solo quería sacar tajada así que tiré a matar. Desaprovechó algunas ocasiones de escapada, pero al final consiguió vivir en el mayor de los gotes.

Pero no es que fuera a vivir felizmente, no. Fue un claro caso de hermano, ataca a hermano, y eso no debe ser bueno. Una vez consiguió vivir dejó el grupo de la derecha expuesto. Estuve mirando, ¿habría algo más grande? Me daba igual, según JJ la muerte de un grupo tiene un efecto psicológico sobre el oponente ( o sobre tí mismo ) así que fui a matar, aunque supongo que ese efecto será menor cuando juegas por un servidor con DGS.

Sangre... Sangre...

Sangre... Sangre...

Tras matar ese grupo él dirigió el juego a la esquina superior derecha. Se movió un poco por ahí, hasta que comenzó la batalla, se iba a hacer fuerte por arriba y 46 era una piedra importante de blanco para que yo la tuviera capturadita y quietecita, nada de poderla conectar y que me entrase. No, eso no me gustaba, así que comencé la pelea.

DGS2

Seguimos peleando en el centro un ratito, me dejó hacer un caparazón de tortuga, consiguió entrar y entonces casi me da el susto. Entró en mi territorio, tuve que recular y el grupo ese de la izquierda negro quedó cortado, yo no me preocupaba blanco moría en mi territorio.

Creí que quería vivir, así que no hice jugadas de contacto y tampoco cerré el ojo del grupo de la izquierda, él no quería vivir, quería conseguir suficientes libertades para matarme en la izquierda. Mientras tanto conseguí un seki en la esquina blanca derecha. Creo que ahí se terminó de cabrear.

DGS3

Este es el estado actual de la partida, la pelea de la izquierda ha quedado en un susto. Ya solo queda cerrar territorios,  y poco más. Como siempre si clikáis sobre la imagen podréis ver el sgf de la partida.